La última generación de superdeportivos de Sant'Agata Bolognese ha suprimido por completo la caja de cambios manual, perdiendo así la característica rejilla de cambios similar a la utilizada por Ferrari en el pasado.

El Aventador y el Huracán, sin embargo, ofrecen un llamativo salpicadero de estilo aeronáutico con espectaculares botones, no solo para la transmisión sino también para el arranque, que recuerdan a los mandos de un avión. El último en llegar, el SUV Urus, ha seguido el mismo camino.