El pequeño eléctrico de Honda, el Honda e, combina un estilo interior neoclásico, con materiales de calidad y soluciones tecnológicas de corte futurista, como retrovisores digitales, que funcionan mediante cámaras y pantallas, o un selector del cambio mediante botones, con uno para la directa (D), otro para la marcha atrás (R) y otro para el punto muerto (N) y el modo parking (P).