El heredero del A110 original tuvo una carrera que duró casi década y media (del 71 al 84), con varias evoluciones, también a nivel de diseño, y muchos 'zapatos' diferentes. Las llantas más famosas de este modelo son las que acompañaron el restyling de 1976 y a la versión con motor V6.