Esta es otra de esas llantas que basta con verla para saber de inmediato a qué modelo pertenece. Enseguida viene a la mente el musculoso lateral y las grandes tomas de aire de la pequeña bestia de los rallies de Renault, el Renault 5 Turbo, que montaba estas llantas sobre todo en las versiones de calle, y se llegaron a usar incluso en el Alpine A310.