Tras un periodo un tanto turbulento, que la firma de Wolfsburgo ha decidido a dejar atrás, de la mano de su nueva familia ID. eléctrica, Volkswagen afrontó una renovación total de su imagen corporativa.

Algo que hemos podido ver en el nuevo logo de la compañía, más estilizado y sencillo, que ya se puede ver en el Golf 8 o en el ID.3. Pero la cosa no acaba ahí, ya que el logotipo de las versiones más deportivas, conocidas como 'R', también ha cambiado por completo.