A la cabeza desde hace varios años, con más de un millón de unidades vendidas en 2020 (el único en alcanzar las siete cifras), el Toyota Corolla parece más inaccesible que nunca, a pesar de una caída de casi el 9% respecto a 2019.