El Honda CR-V no es ninguna sorpresa, teniendo en cuenta que durante muchos años fue el SUV más adquirido. Por supuesto, la repentina renuncia a los motores diésel no ha beneficiado a los volúmenes en muchos mercados, pero su atractivo en todo el mundo sigue siendo alto, a pesar del -13,2% registrado entre 2019 y 2020.

En este ranking, ha superado al propio Civic (cuyas ventas han caído de forma más acusada) en unas 7.000 unidades, pasando a ocupar el cuarto puesto.