Durante varias décadas, el pick-up F-150 ha sido el líder destacado en los mercados norteamericanos, que representan el 98% de sus ventas. Sin embargo, en 2020, debido en parte a la espera del restyling que llegó a finales de año, perdió 100.000 matriculaciones, cayendo a unas 970.000 unidades. Ha cedido el segundo puesto al Toyota RAV4.