La única caja de cambios que se asocia con esta motorización es la automática con convertidor de par, de nueve relaciones.

En resumen, podíamos decir que funciona bastante bien y que encaja con la filosofía rutera del modelo alemán.

Eso sí, si se le quiere sacar el máximo rendimiento al conjunto, lo mejor es llevar a cabo un manejo de tipo manual-secuencial.