El Toyota Corolla siempre ha sido un coche compacto, se lanzó en 1966 y está presente en todo el mundo. Eso sí, durante años se comercializó en Europa como Auris y ahí se perdieron ventas para esta clasificación. 

A pesar de esa pequeña interrupción, el Corolla es indiscutiblemente el coche más fabricado del mundo. En 2016, se alcanzaron 44 millones de unidades, por lo que pronto podrían ser 50. ¡Qué locura!