Se dice que hubo épocas en las que los Ford representaban casi el 90% del stock mundial. En 1908 se presentó el Ford Model T, que alcanzó un millón de ventas en la década de 1910, gracias a la producción en cadena.

Por supuesto, Ford también tuvo suerte porque la Primera Guerra Mundial apenas afectó a la fabricación. Pero a través de la estandarización (el único color fue el negro durante mucho tiempo), el Model T se abarató y se convirtió en el Volkswagen de Estados Unidos.

Hasta 1927 salieron de la cadena de montaje unas 16,5 millones de unidades, pero para entonces, el Model T ya estaba obsoleto. La foto muestra a Henry Ford y a su hijo en el Model T número 15 millones.