Gracias a 'Top Gear' lo sabemos: el Toyota Hilux es casi indestructible. Desde 1968, se puede encontrar este pick-up en todo el mundo, ya sea en el bosque con el guarda forestal, con las tropas de la ONU o como máquina de guerra con una ametralladora en la zona de carga.

Según Toyota, en 2017 la producción del Hilux se estimaba en unos 17,7 millones de unidades. Por cierto, no está disponible en Estados Unidos, porque el Tacoma ocupa allí su lugar.