Afortunadamente, lo que para los más puristas era una auténtica herejía, se cortó de raíz. Lamborghini y Walter de Silva, el diseñador del prototipo, dejaron claro que el Miura Concept de 2005 era solamente un ejercicio de diseño, no destinado a producción, pensado para rendir homenaje a la historia de la marca, 40 años después del debut del Miura original.