El Audi RS 3 Sportback, la versión más potente y deportiva del catálogo, que también es la más deseada, llegó al mercado quince años después del modelo original, es decir, en el año 2011, ya en la segunda generación del compacto. Su motor 2.5 TFSI, de cinco cilindros, ofrecía 340 CV de potencia, aunque el futuro RS 3 podría romper todos los registros, al superar los 400 CV.