Hoy en día los motores de cinco válvulas por cilindro han desaparecido, pero el Audi A3 fue uno de los pocos modelos que se benefició de esa válvula extra en cada cilindro. Este tipo de motor ofrecía ventajas, pero también inconvenientes, ya que eran algo complejos.