El pasado mes de septiembre, Volkswagen desveló su primer SUV eléctrico de la familia ID, basado también en la plataforma MEB del grupo. El Volkswagen ID.4, cuyo lanzamiento es inminente, es unos 30 centímetros más largo que el ID.3, y ofrece mucho más maletero, aunque no tanto como un Volkswagen Tiguan.

Si bien el modelo compacto dispone de dos paquetes de baterías a elegir, el ID.4 solo está disponible con la de mayor capacidad, de 77 kWh, y con el motor de 150 kW o 204 CV. Promete una autonomía de alrededor de 500 kilómetros (WLTP), aunque en un futuro habrá una versión de acceso, con batería de 52 kWh y 125 kW (170 CV) de potencia.