Viendo la foto, no hace falta decirte qué elemento destaca en el Viper ACR (American Club Racing), una versión aligerada del deportivo. Claro, se trata del enorme alerón, capaz de generar unos 900 kilos de fuerza descendente, a 285 km/h. Con él, este 'monstruo' con motor V10 y más de 650 CV gana mucho aplomo.