Probablemente, hasta ahora no te has dado cuenta, pero cuando veas un Dacia Duster (también se comercializa como Renault en otros países, como Rusia), debes fijarte en la tapa del depósito de combustible. Si lo normal es que ocupe el tamaño de la palma de nuestra mano, en el Duster mide casi como un folio DIN A4.