El hipercoche de Woking, limitado a 381 unidades y fabricado de 2013 a 2015, también está equipado con un avanzado sistema aerodinámico activo. Inspirado directamente en la F1, incluye un gran alerón trasero, capaz de extenderse hasta 300 milímetros en modo pista.

El McLaren P1 también tiene dos aletas activas delante de las ruedas delanteras, que se inclinan de 0 a 60 grados, alterando el flujo de aire.