Si el Ibiza ha sido el modelo más importante de SEAT en la historia reciente, el León le pelea ese título honorífico... cada día un poquito más. 

Porque lo que nació como el modelo compacto de la marca, a la sombra de los Audi A3 y Volkswagen Golf, ha acabado convirtiéndose en el coche más vendido del mercado español, año tras año.

De esta primera generación, sin duda, nos quedamos con la versión CUPRA con motor V6, un deportivo de 204 CV de potencia, con un propulsor que era sumamente delicioso en la conducción.