Sí, aunque no te lo creas, el Ford Ka va a cumplir 25 años. Hoy en día, su diseño sigue siendo amado u odiado. Por cierto, su nombre proviene del antiguo concepto egipcio del alma, donde el Ka era la parte de la propia alma que daba la fuerza de la vida.

Sea como fuere, el primer Ka apenas medía 3,62 metros de longitud y, visualmente, el coche marcó el comienzo de nuevos diseños en Ford, culminando con el primer Focus. 

En el transcurso de la primera producción del Ka, que duró hasta 2008, versiones como el StreetKa descapotable y el SportKa de 95 CV completaron la gama. En total, se construyeron 1,5 millones de unidades, la mayoría de ellas 'invadidas' por el óxido, que era particularmente incisivo con este coche.