El último Opel Ascona se lanzó hace 40 años. La tercera generación era de tracción delantera en lugar de propulsión trasera y se basaba en una plataforma global de General Motors.

El Ascona C no era particularmente excitante, pues no había más de 130 CV bajo el capó. Sin embargo, fue bien recibido: se construyeron más de 1,7 millones de unidades, antes de que fuera reemplazado por el Opel Vectra, en octubre de 1988.