El último cumpleaños, correspondiente al medio siglo, fue celebrado por una edición especial del Aventador, en el salón de Shanghái, en abril de 2013, un mes antes del 50º aniversario de la compañía que fue fundada en mayo de 1963. Y 'Giallo Maggio' era precisamente el nombre del color elegido.

El modelo de celebración fue una vez más una edición especial, después del puramente estético Murciélago, también en términos técnicos, como lo revela el acrónimo completo "LP 720-4 50° Aniversario".

Todavía no se habían lanzado variantes avanzadas como el Superveloce. El motor de 6,5 litros, potenciado con 20 CV en comparación con los 700 CV del Aventador 'básico', hizo de la serie especial el segundo Lamborghini más potente jamás producido después del Veneno (750 CV), que hizo su puesta de largo un mes antes, en el salón de Ginebra.