Se fabricaron un total de 200 coches, 100 de los cuales fueron versiones Roadster. Además de la mejora del motor, se les añadieron unas tomas de aire más grandes y unos apéndices aerodinámicos modificados, así como elementos adicionales de fibra de carbono. No se trataba solo de detalles estéticos, sino de modificaciones que mejoraban la aerodinámica y las prestaciones.

El color amarillo 'Giallo Maggio' fue asociado a un kit de carrocería con techo negro, además de otras zonas como la parte inferior delantera, la zaga y los faldones, en una combinación también reproducida en el interior.

Unos años más tarde, en 2017, se hizo otra edición limitada del Aventador para celebrar el 50º aniversario de la marca en el mercado japonés.