• Lanzamiento: 2012 (hasta 2015)

  • Producción: 150 unidades (incluyendo el Grand Sport 'cerrado')

  • Precio: 1,6 millones de euros

  • Aceleración 0-100 km/h: 2,6 s

  • Aceleración 0-200 km/h: 7,1 s

  • Velocidad máxima: 408 km/h

En el momento de su debut en 2012, el modelo francés se convirtió en el roadster de producción más rápido del planeta, gracias al famoso propulsor 8.0 W16, con cuatro turbos, que desarrollaba 1.200 CV y 1.500 Nm. Este fascinante vehículo alcanzaba nada menos que 408 km/h.