Presentado en marzo de 2018, el brutal Volkswagen ID.R eléctrico se convirtió rápidamente en una herramienta de marketing para la marca, batiendo el récord de eléctricos del circuito de Nürburgring, con un tiempo de 6 minutos y 5 segundos, y participando en el mítico ascenso a Pikes Peak. 

Cabe recordar que su sistema de propulsión ofrece 500 kW (680 CV) de potencia y 650 Nm de par motor máximo. Más que suficiente para conseguir una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,25 segundos, gracias sobre todo a un peso de apenas 1.100 kilogramos.