Las inserciones en Negro Piano están de moda porque aportan una imagen lujosa, pero es un acabado muy difícil de limpiar y sensible a los arañazos. Es decir, vas a ver huellas dactilares y 'rozones' en cuanto te descuides. 

Esto mismo sucede en las pantallas digitales, que por cierto muchas se ven muy mal cuando el sol incide sobre ellas... Se nota que echamos en falta más mandos tradicionales, ¿verdad?