Si estás conduciendo un modelo nuevo y tienes la mala suerte de pinchar, no busques una rueda de repuesto, porque probablemente tu coche no la tenga.

Algunas marcas emplean de serie neumáticos run-flat, pero otras argumentan que la mayoría de sus clientes lo que hacen es llamar a la grúa en estos casos, de ahí que se limitan a incorporar un kit reparapinchazos.  

El único punto positivo es que algunas marcas han aprovechado ese espacio para generar huecos prácticos, como en el Ford Puma. En el caso de los híbridos enchufables, puede servir para instalar la batería.