Con la llegada de las firmas lumínicas por LED, los diseñadores han podido dar rienda suelta a su imaginación, para hacer que sus coches sean reconocibles a distancia. Esto ha significado ofrecer un verdadero espectáculo de luces cada vez que te acercas a un automóvil.

La última tendencia, además de la proyección de logotipos sobre el suelo al abrir las puertas, es la parrilla iluminada. Como suele decirse, se nos va de las manos...