Como bien sabrás, Nissan está planteándose reducir su gama en Europa a modelos SUV y coches eléctricos, con el fin de reducir costes. Eso significa que el Micra, además del próximo 400Z (creemos que se llamará así) y el GT-R, podrían dejar de comercializarse en el futuro. Veremos qué decisión plantea la marca japonesa para el Viejo Continente.