Ahora mismo, los urbanos son vehículos deficitarios y la única solución posible es convertirlos en eléctricos, tal y como ha hecho el Grupo Volkswagen con el SEAT Mii, el Skoda Citigo y el Volkswagen e-up! Como parece que el Grupo PSA y Toyota no están por la labor, estos vehículos podrían estar sentenciados.