La respuesta es no, porque el primer Mégane con carrocería de cinco puertas medía algo más de 4,1 metros de longitud, en concreto 4.129 milímetros. No obstante, la diferencia no es nada amplia.