Otro aspecto en el que 'crece' es a la hora de ofrecer una gama más amplia, con tres carrocerías: la de siempre, la descapotable (o convertible) y una nueva, llamada 3+1, con una curiosa puerta lateral trasera, que facilita el acceso a las plazas traseras.

Dicho esto, la familia queda compuesta por tres acabados, conocidos como Action, Passion e Icon, así como por la serie limitada La Prima. Eso sí, en todos los casos, el equipamiento de serie incluye elementos como el sistema de frenada de emergencia, el de alerta por cambio involuntario de carril y el de alerta por fatiga del conductor.

Sobre la oferta mecánica, la opción de acceso anuncia 70 kW de potencia (95 CV) y una batería de 23,7 kWh de capacidad, que le permite homologar una autonomía de hasta 185 kilómetros, en ciclo WLTP.

Como tope de gama, aparece un modelo de 87 kW (118 CV), asociado a una batería de 42 kWh de capacidad. En este caso, la autonomía llega hasta los 320 kilómetros, que según la marca, podrían llegar a ser hasta 450, en uso exclusivamente urbano.