Este nuevo modelo tiene el mérito de haber cambiado completamente... pero seguir siendo un 500 al primer vistazo.

Entre sus rasgos característicos, aparece el hecho de que renuncie a una parrilla frontal, en favor del logo '500'. Pero tampoco debemos perder de vista los nuevos faros principales 'partidos', cuya parte superior parece fundirse con la carrocería, o los nuevos tiradores de las puertas electrónicos.

Respecto a los colores exteriores, Fiat ofrece un catálogo compuesto por nueve opciones: dos sólidas, cinco metalizadas y dos especiales (una mate y otra tricapa).