Las manetas retráctiles o escamoteables tienen una función tanto aerodinámica como estética. Una vez el vehículo está cerrado, los propios tiradores se retraen para dejar una superficie lisa en las puertas. Esta solución la equipan desde hace años modelos de Jaguar Land Rover, como el Jaguar F-TYPE o el Range Rover Velar, pero también la adoptaron diversos modelos de Tesla y la acaba de estrenar el nuevo Mercedes-Benz Clase S.