El V2X, Car-to-X o 'Vehículo a todo' es un sistema que permite a un coche comunicarse con todo lo que le rodea. Para hacerlo con su entorno, el coche está necesariamente conectado a Internet. Hay diferentes tipos de comunicación: V2I (Vehículo a infraestructura), V2V (Vehículo a vehículo), V2P (Vehículo a peatón)...

Por lo tanto, este sistema aporta más seguridad al permitir que cada entidad se comunique con las demás.