Ya sabemos que el McLaren F1, el primer modelo de calle del fabricante británico, fue el coche más rápido de su tiempo... durante muchos años. El motor V12 atmosférico, de origen BMW, tenía 6,1 litros de cilindrada y ofrecía una potencia de 627 CV. Sus puertas eran de este tipo, de ala de mariposa, y en este caso el coche de la imagen es una edición especial única, el F1 XP5 de 1993, de la que existe solo un ejemplar.