Este Porsche 911 GT1 es probablemente el coche más exclusivo de esta lista, y precisamente de una marca en la que no pensamos nunca cuando se trata de puertas de apertura poco convencional.

En este caso, hablamos de una versión de calle del 911 GT1 de competición, pero este tipo de puertas, de pequeño tamaño, se utilizaron solo en unos pocos ejemplares, ya que otros emplearon puertas normales y corrientes.