Otra marca en la que tampoco pensaríamos al hablar de puertas llamativas es Toyota, pero en los años 90, el Toyota Sera, que fue la versión de producción del prototipo AXV-2, era un vehículo corto pero con espacio para cuatro ocupantes, basado en el Toyota Starlet y exclusivo para el mercado japonés.