Hace ya unos años, la gama del fabricante de Múnich recibió el que sin duda es el modelo contemporáneo más espectacular de la casa, el deportivo híbrido BMW i8. Si bien las enormes puertas de cristal del prototipo no llegaron al i8 de producción, su forma de apertura sí que se hizo realidad.

Incluso en el BMW i8 Roadster, las puertas siguieron siendo de ala de mariposa, en este caso con ventanillas sin marco, para un aspecto todavía más atractivo al abrir las puertas.