Los frontales con formas puntiagudas fueron también una seña del famoso y prolífico diseñador Giorgetto Giugiaro, a menudo comparado con Gandini. Al principio de su carrera, incluso llegaron a trabajar juntos. 

Sin duda, uno de los elementos más característicos del arsenal de Giugiaro es la parte trasera inclinada del techo, un detalle que podemos encontrar en muchos de sus trabajos, como el Alfa Romeo Brera, el BMW M1, el Lotus Esprit o el Lancia Delta, pero también en las primeras generaciones del Volkswagen Scirocco y el Golf. Este último, además, todavía lo conserva hoy en día.