El 'hombro Horbury' es el nombre de la característica y prominente línea de cintura de Volvo, mostrada por primera vez en el prototipo ECC, que utilizaba un motor de turbina de gas y una carrocería reciclable. Un rasgo que pasaría a los modelos de producción casi sin cambios.

Primero llegó a la berlina S80 y después al buque insignia, el SUV XC90 de primera generación. Los hombros anchos y musculosos, según el autor, deberían recordar a las aletas salientes de los míticos Volvo PV444 y PV544. 

Lo más curioso es que el autor de este 'hombro' no es Peter Horbury, el por entonces jefe de diseño de Volvo, sino un tal Doug Frasher (en la fotografía), empleado del estudio de diseño de Volvo en Camarillo, California, que después fue el responsable principal del diseño del Volvo XC60.