Plymouth fue un fabricante que apostó con fuerza por esta tendencia de romper con la simetría. Tanto es así, que hasta este curioso modelo, del año 1961 y diseñado por Ghia, se llamaba Asimmetrica.