El sistema de tracción a las cuatro ruedas quattro ha sido la marca registrada de Audi durante cuatro décadas. Y, por supuesto, ha dejado muchos momentos destacados en la historia del automóvil.

En 1986, el piloto de rally Harald Demuth, al volante de un Audi 100 CS quattro, participó en el rodaje de un anuncio televisivo, tratando de superar el 77% de desnivel del trampolín de saltos de esquí de la ciudad finlandesa de Kaipol.

Un par de décadas más tarde, en enero de 2005, los chicos de Ingolstadt decidieron repetir el experimento con un Audi A6 4,2 quattro de cuatro puertas y 335 CV de potencia, después de poner al volante a Uwe Blek, uno de sus ingenieros, y asegurar el coche con un cabrestante. Esta vez todo salió bien, y el vídeo sigue siendo uno de los más vistos en Internet.