En 1984, soñando con expediciones automovilísticas, el matrimonio formado por Emil y Liliane Schmidt compró un todoterreno Toyota Land Cruiser nuevo, le cargó una acogedora tienda de campaña y, tras haber alquilado su casa en Suiza, decidió partir a la aventura.

Es difícil de creer, pero ahora mismo, mientras lees estas líneas, Emil y Liliana siguen clavando alfileres en su particular mapa del mundo, correspondiente a un nuevo país visitado. Ya han acumulado más de doscientos. Durante esos 36 años, el cuentakilómetros ha recorrido casi 800.000 kilómetros.

A la vista de las imágenes, este trio parece dispuesto a seguir sumando kilómetros y vivencias.