Nuestro primer representante de Estados Unidos es el Hennessey Venom GT, cuya apariencia se asemeja a un Lotus Exige hormonado, ya que se basa en el modelo británico. El motor es un 7,0 litros V8 biturbo, con 1.471 CV de potencia y 1.745 Nm de par máximo. Gracias a un peso inferior a los 1.250 kilogramos, aceleraba de 0 a 300 km/h en 13,63 segundos, nada menos.