El primer automóvil de esta lista es también el más reciente. De hecho, ni siquiera ha rodado en carretera todavía. Se trata del GMA T.50 de Gordon Murray, artífice del McLaren F1, que además del puesto de conducción central, también comparte con el F1 la entrada de aire de techo (y el motor central, claro). 

El corazón del modelo es un 4,0 litros V12 atmosférico desarrollado por Cosworth, que alcanza las 12.100 rpm y ofrece una potencia máxima de 663 CV a 11.500 rpm, así como un par máximo de 467 Nm. Lo mejor de todo es que solo pesa 986 kilogramos (1,41 kg/CV). Eso sí, se fabricarán únicamente 100 ejemplares, a un precio de alrededor de 2,6 millones de euros cada uno.