Sin lugar a dudas, el Nissan Qashqai es un superventas que lleva años sin aflojar el ritmo comercial, pero a lo mejor algunos se quieren diferenciar más. Ahí entra en escena el Kicks, un SUV que también ha calado hondo en muchos países.

Está a la venta con un motor atmosférico de gasolina, con 1,5 litros y 106 CV, asociado a una caja manual de cinco marchas. También dispone de una variante turbodiésel, a partir de la conocida mecánica 1.5 dCi, con 110 CV, de origen Renault, con cambio de seis velocidades.