La estatua original de 'The Whisperer' es diferente a la que conocemos actualmente. En aquella, la mujer tenía un dedo en la boca, lo que da lugar a diferentes interpretaciones. Para algunos evoca la estrecha relación entre Eleanor y Lord Montagu, mientras que otros aseguran que es una forma de insinuar lo silencioso que resultaba el motor de aquellos coches.

En 1934, Sykes creó una versión arrodillada de su Dama Voladora para el modelo Sports Saloon, que también apareció después en el Silver Wraith y en el Silver Dawn de la década de los años 50. Eleanor, por cierto, tuvo un trágico final, falleciendo cuando el barco que la llevó a la India en 1915 fue torpedeado.

La estatua 'The Whisperer' está actualmente expuesta, junto a muchos Espíritu del Éxtasis, en el Museo Nacional del Motor en Beaulieu, al sur de Inglaterra.