Si la estatuilla se usó por primera vez como tapón del radiador en el coche de un hombre, Lord Montagu, ¿cómo llegó a Rolls-Royce? Aquel tipo era muy amigo de Claude Johnson y Charles Rolls, directores de la marca. Estos habían visto el trabajo de Sykes en el coche de su amigo y le pidieron que hiciera lo mismo para ellos, y que diseñara una escultura para decorar todos sus coches.

Una solución que, además, servía para asegurarse de que sus lujosos automóviles no tuvieran una tapa fea para el radiador, ya que en la época se utilizaban todo tipo de emblemas. Sykes reinterpretó sutilmente 'The Whisperer' y creó lo que se conoce como el Espíritu del Éxtasis.

El dibujo original fue presentado el 6 de febrero de 1911, pero para entonces Charles Rolls ya había fallecido en un accidente de avión, en 1910, siendo la primera víctima mortal dentro de la Royal Air Force británica. 

En este caso, la Dama Voladora no extiende sus alas, sino sus brazos, y el aire parece fluir a través de la fina tela de su vestido.